Mi carta blanca

Los Rullán con M. Domínguez, los dos cocineros.

Julius

Con todo lo que ha sucedido y sigue ocurriendo a causa de la pandemia, con citas que no pudieron realizarse y otras aún pendientes, regresamos a este espacio de la actualidad gastronómica, después de una pausa que para algunos se nos ha hecho larga.

Estamos ya en plena vendimia mallorquina del 2020, con ciertos problemas en parte de las viñas, con la mayoría de bodegas manteniendo buena parte del vino del 2019 en los depósitos y barricas.

No todo se malogró perdido respecto a la promoción de vinos en Mallorca, ya que salones, catas y comidas presentaciones de vinos, aplazados, mayoritariamente, por el Corona Virus, para más adelante. Entre las manifestaciones enológicas afectadas están la cata de vinos de Martin Codax en RCNP, el Vinspirit de Distribuciones Túnel o el salón Verema.

Cata de vinos de Balears en el Casal Balaguer, dirigida Por Julio Torres.

La presentación que se salvó por los pelos anularse fue la de la Bodega Valduero, en donde se nota la pasión enológica y acertada dirección de su copropietaria y ejecutiva, Yolanda Garcia, junto a su hermana Carolina. La cita, organizada por la distribuidora isleña Rullán Navarro, con Nuria Rullán y su equipo cuidando de todo, fue en el restaurante del RCNP, teniendo a Miguel Domínguez, director comercial de la bodega, como conductor de la velada. En esta ocasión los de Valduero trajeron a Palma a Toni González que en Santander tiene los restaurantes El Serb y El Nuevo Molino, ambos con estrella Michelin y a Juan González que dirige la Taberna Urbana y La Favorita, en Burgos. Este cocinero castellano es famoso por su Trampantojo de huevo con tierra de oreo. Vinos de Valduero acompañaron los seis platos del menú: blanco García Viadero Albillo 2018, Crianza 2016, Un Capa 2015, Reserva 2012 y Reserva Premium 2011. Otra cata realizada fue la dirigida por Julio Torres, en el Casal Balaguer, en la que explicó historias de la enología balear. Los vinos catados fueron el menorquín Torralbenc Blanc, los mallorquines Rosat 2018 y Negre 2017 de AVA, el ibicenco Selección Can Reich 2012 y el de Formentera, Cap de Barbaria Ophiusa 2016.

Inesperadamente el virus maldito se nos llevó a Carlos Falcó, Marqués de Griñón, ante todo un gran anfitrión, y bodeguero. Le siguió su amigo y también bodeguero Alfonso Cortina Alcocer, entre otros vinateros fallecidos. Otra perdida gastronómica ha sido la del polifacético Pepe Iglesias, famosos por las recetas que su Cocina al Vino y sus crónicas aceradas en Planeta Vino dedicándole su director, Andrés Proensa un sentido obituario. En Mallorca se nos fue Tolo Guell, del gremio hostelero, además de cocinero y promotor deportivo como social. Y la lista es larga.