MI CARTA BLANCA

La Residencia acogió el inicio de la campaña de la oliva de Tramuntana. (GSS) La Residencia acogió el inicio de la campaña de la oliva de Tramuntana. (GSS)

La campaña de recogida de la cosecha de la Oliva de Tramuntana (GSS), con DO Protegida propia, utilizada para el consumo y la gastronomía, ya está en marcha. Se inició a principios del pasado octubre y finalizará en marzo. Su presentación se realizó en el mirador del hotel la Residencia, en Deià, frente a una espectacular panorámica, en donde los olivos y la mar, que baña la Serra de Tramuntana, forman un conjunto medioambiental espectacular. Se puede decir que fue uno de los primeros encuentros con la Consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, organizado por Miquel Gual, presidente del CR de la DOP. Los primeros kilos recogidos de oliva de los cincuenta mil que se esperan recolectar, son de la denominada oliva verda trencada. La cosecha terminará en las embasadoras de Olis Sóller y de las fincas de Son Moragues y Son Mesquinassa.

Ya añoramos a Perico Gual de Torrella, fallecido recientemente, y considerado como uno de los mejores anfitriones de la isla, además de ser sabio en muchas cosas. Gastronómicamente empezó a ser conocido en la isla por abrir en el inicio de la Transición española el restaurante El Gallo, un establecimiento tan irrepetible como añorado.

También se nos fue Pepe Oneto, periodista de raza, al que traté en las varias ocasiones, especialmente cuando se refugió en Mallorca, al final del franquismo, al ser amenazado por los ultras debido a sus crónicas políticas; publicadas también en Diario de Mallorca. Casi siempre, mis encuentros con Pepe Oneto en Mallorca fueron sentados en una buena mesa.

Recetas del Medievo saboreadas en el Museo de Mallorca. (GSS)
Recetas del Medievo saboreadas en el Museo de Mallorca. (GSS)

Tan amena, sabrosa, erudita y curiosa, más un montón de loas que se pueden aplicar al ciclo de tres conferencias dedicadas a L’Alimentació Medieval, a cargo del doctor Pablo José Alcover Cateura, doctor en Historia Medieval de la Universidad de Barcelona e investigador del Observatori d’Alimentació de la misma. Ciclo organizado en el Museo de Mallorca. Una gran labor de su directora María de Gracia Salvá y su staff. La convocatoria tuvo un lleno hasta la bandera. Los temas tocados por el citado historiador mallorquín, giraron alrededor del pan y el vino, bebida qué en aquella época sustituia al agua, como con el pescado y las carnes, finalizando con el queso y los embutidos. En la clausura se pudieron probar recetas saladas y dulces, sobresaliendo en las segundas los panellets clásicos de piñones, todo procedente del Fornet de sa Soca. Los vinos fueron de Pere Seda.

TaPalmá regresa a Palma. El concurso de tapas y del Cóctel Tapalma 2019 se realizará en la tarde del 25 de noviembre en el Palau de Congressos.

Julius