Kei Kobayashi, flamante triestrellado

Después de la decepción de la pérdida de la tercera estrella del restaurante Paul Bocuse, ha saltado una gran noticia: la Guía Michelín a otorgado a ‘Kei’ la tercera estrella, siendo el primer restaurante japonés que la consigue en Francia. La Guía premia la cocina minimalista de este gran chef.

Kei es un cocinero singular, con una estética personal atrevida y desenfadada, es un cocinero que se alimenta de la tradición de la cocina japonesa (sus padres trabajaban en una “izakaia” – un restaurante tradicional japonés -), y de su amor por Francia, Kobayashi ofrece una cocina que mezcla influencias asiáticas y francesas. Preguntado por su gran éxito, dijo, ‘Busco compartir la emoción con mi equipo. Necesito progresar y alcanzar nuevos niveles de perfección y buscar excelentes productos. Tomo lo mejor de mis dos culturas. Combino el esteticismo, la precisión y la armonía de los colores de Japón con el equilibrio de los sabores, la delicadeza de las texturas, la sutileza y el refinamiento de Francia.”

‘Busco compartir la emoción con mi equipo. Necesito progresar y alcanzar nuevos niveles de perfección’

El ascenso de Kobayashi ha sido meteórico, un año después de la apertura de su primer restaurante, fue galardonado con una estrella el 27 de febrero de 2012, y la segunda cayó el 9 de febrero de 2017. En ‘Kei’ el menú de descubrimiento está a 110 euros y la trufa a 290 euros. Entre los platos propuestos, encontrarán su rosquilla de alcachofa con crema de mascarpone y trufa negra; emulsión de queso parmesano con jamón y tiras de trufas negras y barra con escamas, salsa de cítricos caramelizados y puré de albahaca tailandesa. Una oferta digna de sus estrellas.