El Bulli 1846, abre sus puertas

Ferran Adrià

Cala Monjoi es un lugar ídilico, apartado, recóndito; situado en el parque natural del Cabo de Creus, acoge desde hace más de 30 años un lugar único, famoso en todo el mundo, el restaurante el Bulli, en donde Ferran Adrià creo la Cocina Molecular, un paso cualitativo de gigante en el devenir de la ciencia culinaria. Ahora, después de unos años de pausa se ha reconvertido en El Bulli 1846.

Bertrand de Salses

Este verano en Cala Monjoi, en la sede de elBullifoundation, se ha puesto en marcha un gran experimento culinario: El Bulli 1846*. Hablo de experimento por qué ellos mismos, Ferràn Adrià y su equipo, así lo definen: «Ens trobem igual d’insegurs, igual de nerviosos i igual d’expectatius de quan estàvem aquí l’any 1993 o 94. La diferència és que tu no ets xef, tu no ets directora de sala, ni tu ets sommelier. Ni això és un restaurant». ¿Pues qué es el Bulli 1846? El Bulli 1846 es un ‘laboratorio expositivo’ en donde «estudiar, investigar i experimentar, per generar coneixement relatiu a l’eficiència en la innovació, tant bàsica com aplicada».

La base del experimento está formado por equipos interprofesionales, muy transversales, que serán los incitadores, los qué crearan las ideas que se irán sucesivamente poniendo en práctica para avanzar y crear el futuro. El primer grupo**, ya ha empezado a trabajar este mes de agosto.

Dos serán las etapas de la puesta en marcha de El Bulli 1846, la primera, llamada ‘Soft opening’ que durará dos años, que consistirá en crear las bases para desarrollar el ‘laboratorio expositivo’, un museo de la innovación: 1.500 metros cuadrados de exposición interior y más de 3.000 exteriores, en donde se producirá la interrelación con el público; esta segunda etapa está prevista que comience en el 2022.

La base del experimento está formado por equipos interprofesionales, muy transversales, que serán los incitadores, los qué crearan las ideas que se irán sucesivamente poniendo en práctica para avanzar y crear el futuro.

Para Adrià, ‘el trabajo académico necesita tiempo, la creación necesita tiempo, la innovación necesita tiempo de documentación y de investigación… la cocina nunca se ha tomado ese tiempo’. El Bulli 1846, va a ser una cápsula del tiempo de la gastronomía del futuro.

*Muchos se preguntan por el número 1846, la respuesta es muy sencilla: es el número de platos que creó el restaurante el Bulli durante sus tres décadas de existencia.

**Las convocatorias de los grupos están abiertas al público y se publican en la web de elBullifoundation.