El método SODIS. Cuando el agua es vida

JOSEP Mª NATTA

El agua es vida, todos coincidimos, nadie lo niega. Pero es un hecho que existen zonas de nuestro querido planeta en las que el agua no está al alcance de todos y/o sus condiciones higiénicas no son las más adecuadas.

La OMS y UNICEF declaran en sus publicaciones que hay 2.100 millones de personas que carecen de acceso a servicios de agua potable gestionada de forma segura y que 4.500 millones carecen de servicios de saneamiento gestionados de forma segura. El agua no potable y el saneamiento deficiente son la causa de 1,5 millones de muertes infantiles cada año.

¿Tan difícil es proveer de agua potable a estas zonas? ¿Tan difícil es su gestión? ¿Tan difícil es asegurar los servicios de saneamiento? ¿Es una de las causas el elevado coste que suponen las infraestructuras y maquinaria necesarias para potabilizar el agua?

Hoy día existe tecnología de bajo coste, aparentemente accesible a todas las comunidades que tienen pocos recursos económicos, que es recomendada por la OMS, UNICEF y la Cruz Roja: desinfección solar del agua (conocida como método SODIS).

SODIS es hoy día el método recomendado por la Organización Mundial de la Salud más barato y eficaz para desinfectar el agua

¿Se puede desinfectar el agua con la luz del sol? ¿Ponen las botellas al sol para calentarse y así “matar” a todos los microbios que hay en ella?

No. El fundamento es muy distinto. ¿Le suena que la radiación ultravioleta es esterilizante? ¿Se ha fijado que en algunas peluquerías ponen sus utensilios de corte en cámaras que tienen lámparas de radiación ultravioleta? ¿No conoce los esterilizadores de cepillos dentales que funcionan con radiación ultravioleta? ¿Necesita más ejemplos?

¡Es verdad!, la radiación UV sirve para esterilizar.

Los microorganismos se “desactivan” por medio de la luz UV (longitud de onda cercana a los 254 nm) como resultado al daño que genera en su ADN.

Los rayos del sol, que son blancos, están compuestos por la unión de diferentes “colores”, no visibles todos ellos; a saber:

• Ultravioleta (UV-A, UV-B y UV-C)

• Visible (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil, y violeta)

• Infrarrojo

¡En los rayos del sol hay radiación UV esterilizante! ¡Es fantástico!

Cierto. Si desea desinfectar agua, sólo tiene que depositarla en botellas de plástico PET (el vidrio, el PVC y otros plásticos, no dejan “pasar” la radiación UV) y seguir las instrucciones siguientes:

1. Lavar bien la botella con detergente.

2. Llenar 3/4 partes de la botella con agua.

3. Agitar la botella durante 20 segundos. (de este modo se airea el agua incrementando así los niveles de oxígeno lo cual ayuda a la eliminación de microorganismos patógenos).

4. Llene la botella completamente y cierre la tapa.

5. Coloque la botella sobre un tejado o en un sitio de fácil acceso donde pueda tener una buena exposición solar.

6. Deje la botella expuesta al sol desde la mañana hasta la noche (mínimo 6 horas con buena radiación y dos días cuando el clima está nublado).

7. Después de este tiempo, ya puede beber el agua.

¡Eureka!

¿Conocerán los 2.100 millones de personas arriba indicadas este método de desinfección?