Cocktelería cuántica, presente y futuro de los combinados

La ciencia es imparable, la tecnología es imparable y la gastronomía también.

Todas ellas han tenido un pasado, un presente y un futuro. “Estamos siendo testigos de una transición alimentaria única” opina Marius Robles (fundador de la compañía Food by Robots). La ciencia se ha colado en nuestros fogones para cambiar nuestra dieta, ahora nos oferta platos más “saludables”, más “equilibrados”, menos calóricos…

La cocktelería no es una excepción, el arte de mezclar bebidas –cuya finalidad era la de curar enfermedades- se remonta al siglo IV a.C. (época Hipócrates) y su continua evolución ha dado lugar a una nueva ciencia que es rica en sabores y texturas.

Este es el futuro: innovar, descubrir y combinar estos nuevos sabores con un criterio racional.

¿Criterio racional?

La ciencia al servicio de la combinación. El uso de la mecánica cuántica, de las probabilidades, de la energía libre de Gibbs.

¿Está Vd. mal de la chaveta?

No, en absoluto. Le informo que ya estamos trabajando en ello. El fundamento del proyecto es el siguiente:

La combinación entre sabores sigue las leyes físicas de la mecánica cuántica

Conocida la composición molecular de los aceites esenciales de cada uno de los botánicos que pueden estar involucrados en la cocktelería, diseñar algoritmos matemáticos basados en la mecánica cuántica que determinen el porcentaje de afinidad que pueden tener unos con otros.

Preste atención al siguiente ejemplo: ¿Es compatible el pepino con el enebro? Todos sabemos que sí, pues ya existe en el mercado una prestigiosa marca de ginebra que contiene pepino.

¿Se ha parado a pensar qué expresión de cara debió de poner el director gerente de la marca cuando le propusieron por primera vez incorporar pepino a su ginebra…?

Le aseguro que en un futuro cercano, gracias al cálculo de probabilidades podremos saber si un botánico es compatible con otro u otros y en qué porcentaje. El abanico de posibilidades en la combinación de bebidas será enorme y la probabilidad de éxito también será enorme.

¿Es compatible el ajo con el comino? ¿Y el perejil con el cilantro? Todo ello lo sabremos gracias a la mecánica cuántica, rama de la ciencia que es capaz de describir matemáticamente el comportamiento fundamental de la materia a escala molecular.

Erwin Schrödinger (1.887 – 1.961), su fundador, afirmaba:

Las interacciones físicas entre otros sistemas y el nuestro deben someterse, por regla general, a las leyes de la física.

Estoy seguro de que la combinación entre sabores sigue también las leyes físicas y su conocimiento revertirá en una cocktelería de excelencia.

Bendito sea el Sr. Erwin Schrödinger.