Influencias del mediterráneo oriental en la cocina de las Islas Baleares

Tres deliciosas recetas con sabores de la media luna

Estas recetas que les presentamos son ejemplo de la influencia de cocina popular del oriente mediterráneo en nuestras islas. Como verán son recetas abiertas que permiten variaciones a gusto del cocinero y de los comensales. Esperamos que con ellas disfruten.

‘Cuscussó’

Este postre tradicional tiene un nombre que deriva del cucús pero no tiene ni un gramo de sémola de trigo.

Se hace con 250 g de almendra molida en crudo, 100 g de pan rallado, una cucharadita de canela y ralladura de medio limón. Primero se funde a fuego suave

35 g de manteca de vaca en una cazuela honda; luego se agregan 150 g de azúcar y se mezcla bien. Pasados un minuto añadimos un vaso de agua mineral y removemos. Después, agregamos la mezcla de pan y almendra sin dejar de remover.

Al final hay que añadir las pasas, los piñones tostados y fruta confitada a gusto. Cuando esté todo un poco cocido apartar del fuego y los volcamos en un molde. Una vez frío lo podemos servir en una bandeja como si fuera un pastel.

‘Un buen plato es la obra maestra de varias generaciones’
Curnonsky, gastrónomo francés

Escabeche de alcachofas a la Naranja

Pochar en aceite de oliva unos dientes de ajo machacado, junto con una cebolla y una zanahoria grande cortada en juliana, una hoja de laurel y media piel de naranja.

Cuando las verduras estén pochadas, añadir a la cazuela los centros de alcachofa cocidos al dente. Salpimentar y cubrir con vino blanco y vinagre a partes iguales y dejar cocer 5 minutos.

Albóndigas de cordero a la hierbabuena

Picar la carne de cordero y aliñarla con ajo, hierbabuena, canela, comino, sal y zumo de limón. Luego, agregar huevo batido y miga de pan remojada en leche, mezclar bien el conjunto y dejarlo macerar durante una hora.

Pasada la hora, hacer la albóndigas de pequeño tamaño, enharinarlas , dorarlas en aceite de oliva y reservarlas. En el mismo aceite, pochar las cebolla grandes con varios ajos picados; cuando estén en su punto se agregan las albóndigas, las cubrimos de agua y las dejamos cocer media hora a fuego medio.

Al final espesamos la salsa con una picada de ajo (a gusto), almendras y hierba buena.