‘Le Guide Michelin’ la biblia del connaisseur

Benoït Croc-Soulages

La Guía Michelin fue la pionera. Es paradigma de las guías de viaje. En sus páginas, durante casi 120 años, se han publicado referencias de restaurantes de todo el mundo. Es la guía que todo connaisseur debe consultar a la hora de programar un viaje gastronómico ‘comme il faut’. Michelin empezó a publicar en 1900 su guía para atender a los incipientes automovilistas de la época. En ella el lector encontraba todo aquello que le era útil para viajar en coche; entre esa información se encontraban datos de restaurantes. Con el tiempo, en el año 1926, se introdujo la clasificación de la calidad de los restaurantes por estrellas. Es curioso que ya en esa época se indicaba explícitamente que los restaurantes de tres estrellas ‘son aquellos que tienen una cocina excepcional y que justifica de por sí el viaje’. Nos encontramos, pues, ante la primera sugerencia directa de ‘viajar para comer’.

Durante todos estos años que la guía ha sido publicada ha acaparado el interés del mundo culinario y el ‘viaje para comer’ ha sido habitual. Con el tiempo la Guía Michelin ha incorporado información sobre hoteles y otras actividades turísticas y se ha expandido por todo el orbe. La ‘Guide Michelin’ es un referente a la hora de buscar dónde comer.

Es cierto que desde hace unos años, a raíz de las renuncias de algunos restaurantes de sus estrellas (el mantenerlas es muy oneroso para ellos), se ha creado una polémica sobre su razón de ser. Pero la verdad es que sigue siendo la más fiable de todas; los establecimientos a los que hace referencia en cada sección y categoría están muy contrastados. El universo Michelin tiene una larga vida por delante, 120 años la avalan.