La chumbera, el superalimento de la década

La chumbera o nopal está de moda. Va a ser el superalimento de la década que empezamos. La chumbera (Opuntia ficus-indica) es una planta americana que se ha extendido por todo el mundo, sobre todo en los países mediterráneos; pero es en México y en sudamérica donde siempre se ha cultivado y comido; incluso en México es símbolo de la nación.

Ahora, el nopal, se está descubriendo en otros países como el superalimento que es y está llegando a la alta cocina. El nopal tiene grandes propiedades nutricionales: contiene vitaminas y minerales esenciales como selenio, cobre, potasio, hierro… y es diurético, reduce el colesterol, ayuda a mitigar la acidez gástrica y contiene mucha fibra. Es muy bueno para los diabéticos, aunque su fruto es muy dulce no provoca ‘picos de glucemia’ y para controlar el peso corporal.

En la cocina se utiliza la penca, que se recolecta tierna y el fruto, la tuna o higo chumbo, o como lo conocemos nosotros la ‘figa de moro’. Aquí en la isla es un fruto muy apreciado para los entendidos, sobre todo en la Marina de Llucmajor y en el Llevant pero no es un fruto muy consumido en general. En México se cocina y se utiliza el fruto para hacer mermeladas y gelatinas, además de comerse crudo; Y la penca, cortada y cocida, se utiliza para ensaladas, acompañar cereales, hacer sopas también, el nopal se puede deshidratar y ser una fuente de alimento muy duradera y todo tipo de platos, sobre todo, ahora, que sus características nutricionales y saludables se están dando a conocer en el mundo global que vivimos.