El germen femenino en Mallorca

Maria Solivellas Maria Solivellas

Ellas están alcanzando una visibilidad como nunca antes habían logrado, fruto del trabajo que realizan, con una sensibilidad innata. Llama la atención la cantidad de emprendedoras, mucho mayor que en el resto de comunidades de España, que hoy triunfan con sus restaurantes en Mallorca. ¿Casualidad o causalidad? Tal vez tenga que ver con el germen latente del matriarcado en la isla o sea consecuencia del esfuerzo de un grupo de mujeres que tienen en común la pasión por la cocina. Hablamos con algunas de ellas. Tati Fructuoso

Maca de Castro

Maca de Castro – El jardín. Alcudia
Jardín by Sarava. Arenas de José Ignacio (Uruguay)

Maca de Castro
Maca de Castro

“El éxito en la gastronomía no es cuestión de género. Depende de la persona y de lo que se proponga en cada momento”

Es la cara femenina más visible de la élite gastronómica en nuestra Isla. Estrella Michelin y Sol Repsol, son algunos de los grandes galardones conseguidos por la chefLleva muchos años trabajando codo a codo con su hermano Danny hasta llegar al éxito actual. Pusieron en marcha el nuevo concepto de I+T (Investigación más Tradición) con una finca agrícola propia para el autoabastecimiento y una brigada especial dedicada a la búsqueda de productos autóctonos, el estudio del acervo gastronómico y la creatividad culinaria.

Para Maca no es cuestión de género. “El caso es darle valor a lo que te rodea, ser honesta con lo que haces y tener un compromiso fuerte. Por encima de quien esté detrás, lo importante es la persona que lo lleva a cabo. Es cierto que en Mallorca hay más atención sobre la mujer, pero es que aquí siempre ha habido mucha mujer trabajando bien. Ahora somos más visibles todas”.

Marga Coll

Micelli. Selva
Arrels. Illetas

Marga Coll
Marga Coll

“La gastronomía para mí es la vida. Querer es poder”

Luchó contra viento y marea para que su familia le dejara entrar en el mundo de la restauración. Se graduó en la primera generación de la EHIB. El eje central de su cocina es la tradición mallorquina y el producto de mercado local. “Mallorca es la isla de las mujeres cocineras, tenemos mucha visibilidad. Creo que la estructura matriarcal de nuestra sociedad tiene mucho que ver”. Como madre de mellizos, sabe muy bien lo duro que es compaginar la familia con una profesión tan sacrificada. Pero la pasión por su trabajo le ha ayudado a no tener ningún debate personal. “Querer es poder. En el Forum Internacional Parabere he podido comprobar la cantidad de mujeres que trabajan duro sin la búsqueda de protagonismo tan habitual en los hombres de este sector. Nos mueven otros objetivos”.

Maria Solivellas

Ca Na Toneta. Caimari

Maria Solivellas
Maria Solivellas

“La revolución de la cocina está en manos de las mujeres”

Se define como autodidacta, sui generis y afortunada. Entró en este oficio sin saber nada y tuvo que inventarse una manera de estar y hacer, muy libre, sin contaminaciones. Junto a su hermana Teresa, abanderaron una cocina responsable y mallorquina, recuperando el recetario materno. Su despensa se nutre de productores y artesanos locales, y de su propio huerto. En su restaurante quiere dar espacio a otras mujeres, con el 90% de la plantilla y 8 partos a sus espaldas.

Forma parte del Forum Parabere, una red internacional que da voz a las mujeres que desde el sector alimentario generan oportunidades para cambiar el mundo. En su opinión, esta industria, y todas las demás, está basada en la mente masculina, casi marcial. “La presión que tiene estar en la élite es incompatible con la maternidad y la familia. Si no cambiamos el sistema empresarial no podrá haber igualdad de oportunidades. Está en nuestras manos y en las de nuestros compañeros conseguirlo”.

Maria Salinas

Puzzles by Andrea. Mancor
Diablito food & music. Stavanger (Noruega)

Maria Salinas
Maria Salinas

“Vamos hacia la integración, hombres y mujeres aportan su naturaleza a la gastronomía”

Se define como creativa autodidáctica y creativa. “Cualquier obstáculo o problema lo convierto en algo creativo, positivo. Sacando siempre provecho, regenerándome a cada paso para ser la Maria que soy ahora”. Una Maria que se ha embarcado en la aventura de llevar la cocina Española a Noruega junto al chef José Cortés.

Ha sido directora de Gastronomía en Femenino de ASCAIB, cocineras unidas para apoyar la producción local o colaborar con la sociedad, como las riadas de Sant Llorenç dando de comer con el barro hasta las rodillas. “El papel de la mujer en la Historia de la Gastronomía fue ocultado hasta el siglo XX. Hemos conseguido mucho desde entonces, estar ocultas en la soledad de las cocinas nos ha hecho más fuertes. Nosotras somos más cuidadoras del entorno, es cuestión de genética. Tal vez sea por la maternidad, que es a la vez una fortaleza y un hándicap a superar”.

Ariadna Salvador

Clandestí. Palma

Ariadna Salvador
Ariadna Salvador

“Somos cuidadoras natas y la restauración es cuidar”

Convirtió su hobbie en su profesión, junto a Pau Navarro, en uno de los locales más punteros de la isla. Una gastronomía de vanguardia basada en el sabor más tradicional de la cocina de mercado. “Me he reinventado profesionalmete. Acabamos de ser papás, buscamos el equilibrio, no lo cambiaría por nada. Y sé que he podido hacerlo porque soy autónoma, porque es un hándicap laboral”.No cree que la mujer sea ni mejor ni peor que el hombre. “Estoy muy orgullosa de ser mujer. Sé todas las virtudes que tenemos, por lo tanto, se trata de explotarlas. La mujer en el mundo de la restauración tiene unas capacidades increíbles … tenemos mucho que aportar, tanto en sala como en cocina”.