Comida para llevar

La ‘comida para llevar’ es un sector de negocio en el mundo de la restauración que está en alza. La pandemia que estamos sufriendo ha modificado nuestra forma de alimentarnos, hemos descubierto que podemos comer platos de calidad y a buen precio sin movernos de casa. Ya no se trata de pedir una pizza o unas alitas de pollo para salir del paso una tarde lluviosa de domingo; se trata de saborear un rico y saludable menú, cocinado por tu restaurante favorito, junto con amigos o en familia, en tu hogar.

Bertrand de Salses

Es cierto que estos últimos años el sector del llamado ‘servicio a domicilio’ había experimentado un gran auge. Por una parte, los negocios de ‘comida preparada’ durante la última década han proliferado, ofreciendo un producto de gran calidad; basta mentar dos ejemplos próximos de gran éxito, La Fornarina en Palma y Els Fogons de Plaça en Bunyola; por otra, muchos restaurantes ya ofrecían sus platos a domicilio y se había producido, sobre todo a partir de 2015, la eclosión de plataformas de reparto en la red, como Freshperts, Beer & food, Just-eat… que apuestan por distribuir comida de calidad. Pero la pandemia ha acelerado el proceso. Los restauradores se encontraron con sus locales cerrados, sin posibilidades de negocio y vieron que la única opción de subsistir era cocinar ‘comida para llevar’. Al mismo tiempo, nosotros los confinados estábamos ávidos de comida apetitosa, sana, saludable y añorábamos los platos de nuestros restaurantes favoritos y se produjo la eclosión: se calcula que durante los meses de confinamiento aumentó un 200% la adhesión de nuevos restaurantes a las plataformas de distribución y el volumen de comercio duplicó y en algunos segmentos triplicó las cifras de 2019.

La pandemia que estamos sufriendo ha modificado nuestra forma de alimentarnos, hemos descubierto que podemos comer platos de calidad y a buen precio sin movernos de casa

Esta eclosión ha sido global, se calcula que en Estados Unidos –mercado de referencia en el sector– el ‘Food delivery’ crecerá en el conjunto del año un 25%. ¡Estas son cifras alentadoras!

La restauración es estratégica para la recuperación económica, su ‘aportación a nuestro producto interior bruto (PIB) es del 6%, con 1,2 millones de empleos directos’ (ver La Vanguardia, ‘Foros’, 26.07.20) y debe buscar fórmulas que le permitan salir del bache que ha producido la pandemia y la ‘Comida para llevar’ es una buena opción. Una opción que va, sin duda, a crecer en el futuro. Esto hace que los restaurantes deban adaptarse a los nuevos tiempos y crear platos (con empaquetados y contenedores adecuados) que permitan una eficiente distribución y que el resultado del plato que se sirve en casa sea el mismo que en el restaurante.

La eclosión de la ‘comida para llevar’ ha sido global, se calcula que en Estados Unidos –mercado de referencia en el sector– el ‘Food delivery’ crecerá en el conjunto del año un 25%. ¡Estas son cifras alentadoras!

Con la ‘Comida para llevar’ ha nacido todo un mundo de posibilidades culinarias que va a dar mucho jugo; desde MANJARIA estaremos atentos a su evolución.