BANCO DE ALIMENTOS, paradigma solidario

Voluntarios Banco de Alimentos

El Banco de Alimentos de Mallorca es una fundación privada benéfica que hace una gran labor de solidaridad. Su objetivo es recuperar los excedentes alimentarios y recoger los alimentos donados por entidades o voluntarios. Se trata de reequilibrar y redistribuir los flujos de los alimentos. El BAM no entrega los alimentos a las personas que lo requieren, sino que los distribuye a través de un conjunto de entidades de ayudas sociales, tanto públicas como privadas.

La labor del BAM es luchar contra la precariedad alimentaria redistribuyendo los alimentos recogidos entre las personas en situación de vulnerabilidad, para ello provee alimentos a los comedores sociales como Capuchinos, Zaqueo, Tardor, Es refugi , Ebenezer Maranata… y a asociaciones. Redistribuyen 900 toneladas de alimentos que provienen de excedentes de las grandes superficies y de las ‘operaciones kilo’ que organizan durante el año (una en otoño, la Gran Recogida, que se hace a la vez en toda España) y otras dos organizadas localmente. Además, distribuyen otras 900 toneladas que provienen de fondos europeos.

Para mover tantos alimentos el BAM a creado una logística cuyo motor principal son los voluntarios que hacen posible que los alimentos lleguen a sus destinatarios. Son 33 voluntarios vinculados con un trabajo permanente y hasta 500, cuando se realiza la Gran Recogida. Todo el trabajo administrativo, logístico, almacenamiento, relaciones institucionales, comunicación, difusión… está hecho por voluntarios.

Uno de los aspectos que hay que aplaudir y que está en línea de nuestra relación actual con los alimentos, es que el BAM es una opción fantástica contra el despilfarro alimentario, es ejemplo de sostenibilidad.

¿Cómo se puede ayudar al Banco de Alimentos? Hay varias fórmulas, una es por medio de donaciones o participando como voluntario en las diferentes áreas de gestión. Contactar con Inma, teléfono: 971 408 100 y bammallorca@gmail.com